Turismo apoyando la conservación

Industria Maderera

El norte del departamento de La Paz solía tener una de las reservas más importantes de maderas preciosas del mundo. En los años 1980, por presión de empresas de madera, se construyó una carretera de penetración a la región. En un abrir y cerrar de ojos, millones de pies maderas preciosas, particularmente la caoba, han sido extraídos semanalmente de esta región.

La mayor parte de esta madera salió del país mediante contrabando, y ni el país ni la población local lograron beneficiarse de esta depredación. En ningún caso se hizo reforestación, y en la mayoría de los casos la extracción de madera fue acompañada por cacería comercial ya que las empresas y otros madereros alimentaban a sus trabajadores con los animales del monte.

Al principio, la población local aceptó a la entrada de estas empresas porque pensaban que podrían proveer empleo. Pero las compañías llevaron a sus propios trabajadores, gente ya experimentada en una extracción rápida y despiadada.
Además de saquear, se abrieron las carreteras y eso causó la entrada de una población significativa de colonizadores quienes ya no hacen un uso sustentable del bosque.